Si es cierto que “Nerd es el nuevo sexy”, queridos amigos nerds, para vosotros hay una buena posibilidad de que ganéis a la chica de vuestros sueños. Además, Sheldon, Leonard y el resto de la brigada de culto “Big Bang: The Theory”, han estado limpiando durante mucho tiempo los estilos clásicos del perdedor antisocial, para darnos un tipo espiritual, inteligente, peculiar y muy carismático, aunque no un Adonis. Y como somos unánimes en decir que la belleza no es todo en la vida, sino que es la primera cualidad que se desvanece, veamos cuáles son las flechas de su arco, para abrir una brecha en el corazón de su amor.

Aunque por ahora ni siquiera te mira y te sientes como un pobre perdedor lleno de ilusiones, es hora de actuar y mostrar lo mejor de ti mismo.

Coqueteo en línea

El reflejo en el espejo

Recuerda que si eres el primero en no creer en ti mismo y te sientes menos que los demás esta será la percepción que tendrán de ti a cambio. Es hora de aumentar la confianza en ti mismo. Sé honesto y mírate en el espejo. ¿Te encuentras sobrecargado, descuidado, travieso y con un corte de pelo anticuado? Nadie te pide que cambies, pero al menos para mejorar tu forma de proponer, tu apariencia y tu higiene personal, ¡eso es!

¡Orgulloso de ser un nerd!

¿Eres el clásico que, a pesar de una cultura enciclopédica que pondría dejar celosa a Wikipedia, inclina los ojos y cuando cruzas el ojo con la guapa que te gusta, tartamudeas, te pones rojo y murmura algo ininteligible? Eso es exactamente lo que te hace un perdedor. Siéntete orgulloso de lo que eres, de tu conocimiento, y has que tu fuerza sea la de un ser interesante y diferente de la multitud en sus ojos. Un cerebro muy activo es más sexy que cualquier bíceps brillante.

La tecnología es tu aliada

Y no temas a ningún rival en este sentido. Si no tienes su número de móvil, las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram…) vienen para ayudarte, y puede ser una gran manera de superar la timidez del enfoque inicial. Pero cuidado, no todo el mundo tiene un perfil en las redes sociales, muchos siguen siendo cautelosos o simplemente las usan poco y las consideran una pérdida de tiempo. El riesgo es que un mensaje privado permanezca “sin leer” durante meses, y eso no es lo que quieres. Para entender si es adicta a las redes sociales, puedes simplemente comprobar la frecuencia con la que manda mensajes y sus interacciones en línea, y si cuando la encuentras permanece pegada a la pantalla del smartphone. Con estos pasos, no será difícil encontrar la metodología correcta para contactarla.

Y, en cualquier caso, aunque la tecnología puede ayudar a un primer acercamiento, recuerda que la verdadera seducción, es en la vida real, porque una mujer necesita acciones concretas y presencia tangible, para sentirse querida y amada. Y es mucho más efectivo tener un “me gustas” susurrado suavemente en el oído que enviar un corazoncito en el chat de Facebook.